"Es la búsqueda en pos de entender que se canta cuando se canta"

 
Luego de su presentación en el salón dorado de la Legislatura Porteña y en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso de La Nación, de su reconocimiento como obra de interés cultural por la Ciudad de Buenos Aires, y de su presentación como caso de éxito en Congreso de Marketing organizado por la Asociación Argentina de Marketing, ente otros reconocimientos alcanzados, el espectáculo de “Las Canciones que Miré” sigue recorriendo el país, llevando arte, cultura, música e imágenes, a través de un show sin precedentes, cargado de impacto y emociones que revalorizan el Folklore argentino en una búsqueda en pos de entender qué se canta cuando se canta.

El proyecto interdisciplinario dirigido por Daniel de Abrantes integra bajo un mismo concepto, la realización de un disco, un libro y un espectáculo audiovisual, valiéndose de una pluralidad de lenguajes y de un equipo de grandes expertos en distintas áreas de las artes visuales, narrativas y musicales. Todo comienza en la profundidad de los Valles Calchaquíes, donde un viajero porteño intenta descubrir el significado de un puñado de canciones, que se han transformado en himnos identitarios de pequeñas poblaciones.

Adriana Lecuna y “Polo” Roman son las voces de este viaje, que se funden en un abrazo profundo al corazón de los valles, representando el encuentro de la voz urbana que canta amorosamente las obras nacidas en esos pueblos, junto a la voz profunda de la zamba que allí se gestó. Todo bajo la dirección musical de Javier Estrin, 1er premio Fondo Nacional de las Artes – Música 2016.

Músicos y poetas parieron estas canciones y son los vehículos que permiten que el pueblo se adueñe de ellas y las transformen en himnos representativos de esas tierras. Es el encuentro de voces, miradas y sentimientos lo que esta obra intenta generar. Este espectáculo audiovisual es el producto y la síntesis de la historia, las imágenes, la música y los relatos que hacen a todos los pueblos protagonistas de este viaje de 1.392 kilómetros por el Noroeste argentino.

Se destaca por la presencia de cinco músicos en escena, una pantalla imponente con visuales interactivas como contexto y Adriana Lecuna junto al mítico bajo de Los Chalchaleros, “Polo” Román, en las voces. Ellos serán los encargados de introducirnos al corazón de estos pueblos y, por ende, de estas canciones.
 
 
Dirección musical
Javier Estrin

Músicos
Silvio Cattaneo: guitarra
Javier Estrin: piano, guitarra, acordeón, charango, percusión y programación.
Hernán: contrabajo
Dirección General
Daniel de Abrantes

Producción Audiovisual
ENFOCARTE Producciones
Facundo Santana
Facundo Ponzio
Intérpretes
Adriana Lecuna
Polo Roman (participación especial)